sábado, 19 de junio de 2010

20 de junio de 2010 - Segunda vuelta en Colombia

Gane quien gane pierde el PUEBLO!!!
Santos + AUC + Mockus + Gringos= Democracia colombiana

Fuera de Colombia los gringos y la escoria política servil al Imperio!!!
Solidaridad, Unidad y Resistencia!!!


     Falsos positivos - Ante el hambre y el saqueo la única respuesta de la lacra política es el Terrorismo de Estado.

Desde P.P.K. nos solidarizamos con el Pueblo Organizado colombiano, con los olvidados y oprimidos de Colombia. Entendemos que no hay opción en la clase política colombiana que pueda redimir al Pueblo de la injusticia social, económica y política ni del genocidio humano que hoy soporta sobre sus hombros.
El Estado colombiano se vuelca de lleno a profundizar la Guerra, entrega el Territorio al Saqueo y a la injerencia militar gringa, amenazando así a desatar un conflicto fratizida fuera de sus fronteras y en la región.
Las alternativas que hoy se presentan no son tales. Santos no solo es la continuidad sino la profundización de lo que hasta hoy es Uribe, paramilitarismo, terrorismo de estado, injerencia, desplazamiento y neoliberalismo. El sr. Mockus no es mas que un burgues de la academía que habla para esa pequeña porción de colombianos que viven en las ciudades y estan integrados; y da la espalda a los problemas profundos del Pueblo colombiano. No nos engañamos, sabemos como se comportan esos reformistas y liberales una vez encaramados en el aparato del Estado, sabemos que traicionan los intereses del Pueblo, que se venden al Imperialismo, las clases dominantes y su maquinaria de guerra.
No habrá paz en Colombia mientras no se atienda la problemática social, el orígen material de esa Guerra, la guerra es la consecuencia de la opresión al Pueblo, del Saqueo del territorio y de la injerencia gringa.
La unica paz posible es en el marco de una Colombia con Justicia Social, Independencia Económica y Soberanía Política.

Bolivar con su espada,
el Che con su fusil,
juramos Patria Libre,
a Vencer o Morir!!!


Desaparecidos - en Colombia el único terrorista es el Estado.

El 20 dejunio, NO VOTAR!!!
Construir Solidaridad, organizar la Unidad y profundizar la Resistencia!!!


Dos caras de una misma moneda
cro. Lautaro, desde Colombia para el Comite Editorial de Proletarios Kon Klase.
Junio de 2010.


A continuación reproducimos algunos artículos publicados en la ABP (Agencia Bolivariana de Prensa). Invitamos a los compañeros y compañeras a visitar la página de la ABP, un faro de información popular y revolucionaria para nuestros Pueblos y sus luchadores, aquí les facilitamos el enlace con los compañeros de la ABP.

Arriba los que Luchan!!!
Abajo el Imperialismo y los cipayos!!!
Kapitalari Gerra Beti!!!
Comite Editorial P.K.K.


El prontuario de santos
por Mariana Páez/ABP Colombia
ABP 06/18/10

Si previo a las elección de Uribe salió un libro de Joseph Contreras contando quién es este oscuro personaje llamado a consolidar el proyecto de Pablo Escobar de posesionar al narcotráfico en el gobierno, previo a la elección de Juan Manuel Santos sólo hay que leer la historia nacional para conocer su prontuario histórico como hijo de la oligarquía colombiana pero, además de esa responsabilidad que "heredó" por lo que su clase ha infrinjido en contra de la vida y la dignidad del pueblo, carga una (responsabilidad) por varios miles de crímenes cometidos en nuestro país los últimos 20 años, y que son su responsabilidad directa. Veámos un esbozo de lo que santos es culpable directa e indirectamente:
Santos directamente es culpable:
De más de 2000 asesinatos a civiles reportados como combatientes dados de baja en combate.
De la descomposición moral de todas las fuerzas armadas oficiales del país.
De la violación de la soberanía del Ecuador.
Del asesinato a sangre fría, tortura y desaparición de los guerrilleros sobrevivientes del ataque al campamento de Raúl Reyes.
De la desaparición de campesinos moradores de la zona aledaña al campamento de Reyes que fueron capturados y desaparecidos días previos al ataque
De dar directamente la orden de asesinato contra Alvaro Gómez Hurtado y la planeación del fallido golpe de Estado a Ernesto samper.
Del ataque al Club el Nogal (achacado a las FARC-EP)
De impulsar a las Autodefensas Unidas de Colombia AUC que descuartizaron millares de colombianos y desplazaron 4 millones de los mismos.
De la paramilitarización del Estado.
De la pauperización del sistema penal (En las cárceles colombianas se viola a cada minuto los derechos humanos de los presos: están hacinados, enfermos, son golpeados y amenazados permanentemente).
De la fascistización de los medios informativos que fomentan la intolerancia y la violencia en la vía de la legitimación del autoritarismo y la violación permanente de los derechos humanos.
Y lo que falte por saberse le pedimos a los lectores de la ABP que tengan información le sigamos sumando al prontuario del criminal.
Santos es culpable indirectamente:
De usurpar por más de 100 años el poder del pueblo y vender por migajas nuestra soberanía
De negociar con los recursos del pueblo.
De disfrutar el solito con los suyos de dichas ganancias.
Del terror que se instauró después del bogotazo y que no ha cesado
De instaurar en el campo el poder gamonal mediante la tierra arrasada, el pajarismo, la chulavita y los paras
Es culpable de que nunca se haya concretado una reforma agraria.
De utilizar a los pobres de carne de cañón.
De engañar al país por más de 100 años.
De asesinar, por mencionar unos poquiticos, a:
-Simón Bolívar,
-Rafael Uribe Uribe,
-los trabajadores de las bananeras,
-Jorge Eliecer Gaitán,
-Guadalupe Salcedo,
-Jacobo Prias Alape,
-Camilo Torres,
-Pardo Leal,
-Jaime Jaramillo Osa
-José Antequera
-Carlos Pizarro
-Jaime Garzón
Y más de 4 mil militantes de la únión patriótica y miles de sindicalistas y millares de campesinos y estudiantes e indígenas.
Santos es culpable de que en Colombia no exista una verdadera democracia y de que el PIB sea proporcionalmente inverso al bienestar de la gente en la calle.
Es culpable de que no hayamos alcanzado la paz, porque nunca la oligarquía colombiana ha estado dispuesta a dialogar y a compartir el poder con los de abajo en el marco de una democracia pluralista. Antes de diaologar con quienes se han visto en el deber de defenderse y reclamar y aspirar al poder para remediar el fracaso de la élite gobernante, han aplicado el asesinato selectivo, el terrorismo de estado, han lanzado las más terribles ofensivas militares (Plan Lasso, Plan Colombia, Plan Patriota) y el resultado siempre siempre siempre ha sido el mismo, antes de aniquilar la resistencia civil o armada, demuestran la necesidad de su existencia y refuerzan las condiciones subjetivas que exigen su organización y radicalización.
Así es que el doctor Santos que como se espera coronará la presidencia el domingo, no sólo tiene cuentas con el tribunal de la Haya o cualquier corte penal internacional, tiene una larga cuenta pendiente en un tibunal popular y las condiciones de la aplicación de la justicia justa, la que dan los hombres aquí en la tierra, en la patria, mediante su accionar decidido, se vislumbran más claras con su amañada elección.


Colombia: traspaso de poder, herencia de guerra
por Jorge Morett Sánchez/México-La jornada
ABP 06/18/10

Tras ocho años de encabezar la presidencia de Colombia, a la que accedió con apoyo de los jefes paramilitares, según confesión de ellos mismos, Álvaro Uribe Vélez fue impedido de buscar una segunda relección. Sin embargo, todo parece arreglado entre las cúpulas colombianas y sus socios de Estados Unidos para que el ex ministro de Defensa Juan Manuel Santos sustituya a su antiguo superior jerárquico.
Dos son los objetivos centrales que busca este relevo:
Continuar con la llamada política de "seguridad democrática", que utiliza como excusa una supuesta "lucha contra el terrorismo y el narcotráfico" para justificar la guerra por cualquier medio, lo que ha significado verdaderos y reiterados abusos de poder, así como la violación sistemática de los derechos humanos, en particular los de sus connacionales, pero también los de muchos otros latino- americanos, entre ellos los cuatro mexicanos asesinados en territorio de Ecuador, el primero de marzo de 2008, y los de la sobreviviente Lucía Morett.
Garantizar a Uribe, a Santos y a sus funcionarios cómplices, desde policías y militares hasta legisladores, las condiciones de impunidad ante los graves delitos que han cometido para evitar la acción de la justicia, tanto en Colombia como en tribunales internacionales.
Uribe ha impulsado durante su gobierno una política belicista contraria al diálogo y la paz, mediante una guerra que ha ocasionado mayor subordinación hacia Estados Unidos, la muerte de miles de sindicalistas, defensores de derechos humanos y campesinos, así como el desplazamiento de millones de personas que han perdido sus tierras, arrasadas por la fumigación con productos tóxicos o por "una ofensiva de la gran minería trasnacional", lo cual también "va acompañado de militarizació n", como indica el ex ministro Camilo González Posso, presidente del Instituto de Paz (La Jornada, 30/5/10).
Uribe y Santos son responsables de la violencia, cuya criminalidad se manifiesta en hechos recientes, como el macabro hallazgo de una fosa clandestina con miles de cadáveres; la revelación de los llamados falsos positivos, tema que ha significado para los militares recibir "compensaciones de guerra" asesinando a jóvenes, a quienes disfrazan de guerrilleros; la reactivación de grupos paramilitares que cometen atrocidades inimaginables. El terrorismo de Estado en Colombia ha provocado mayor inseguridad, pobreza, desempleo y constantes amenazas a los movimientos sociales, sin que el narcotráfico, que dicen combatir, disminuya en ese país.
Una de las gravísimas violaciones al derecho internacional y a las garantías fundamentales cometidas por el régimen de Uribe es el ilegal ataque militar a Ecuador el primero de marzo de 2008. La invasión, apoyada por la CIA y con los recursos estadunidenses de la base militar de Manta (Ecuador), fue una provocación para regionalizar el largo conflicto colombiano, creando el problema geopolítico más grave de la historia reciente de América Latina. Diez sofisticadas bombas de fragmentación de 500 libras fueron dirigidas satelitalmente para causar la muerte.
Se cometieron flagrantes violaciones a tratados internacionales, incluso en situaciones de guerra, ya que se mató por la espalda a heridos; se torturó, vejó sexualmente y abandonó a las sobrevivientes, quienes hoy son testigos de delitos de lesa humanidad. Esta agresión nos afectó directamente, pues entre las 26 personas asesinadas están los mexicanos Juan González, Verónica Velásquez, Soren Avilés y Fernando Franco. Lucía Morett, quien fue herida y torturada por militares colombianos, enfrenta una feroz persecución política de Uribe y sus aliados en varios países (incluido México).
Uribe y Santos reconocen haber ordenado el ataque a Ecuador, por tanto, son asesinos confesos. En su guerra preventiva no hay razones legales, son actos de poder y de fuerza, al amparo del gobierno más poderoso del planeta.
Hoy, en los debates por la presidencia colombiana, el tema de la masacre de Sucumbíos ha estado presente. Santos reiteró que se siente orgulloso de esa incursión y señaló que la repetiría, con lo que muestra que la legalidad y el derecho internacional le importan muy poco.
¿Qué legalidad y legitimidad moral tiene el gobierno colombiano para haber formulado en Bogotá un proceso judicial contra Lucía Morett en ausencia, sin su conocimiento y sin el de la Secretaría de Relaciones Exteriores, según información de ésta? ¿Qué derecho tiene Colombia a juzgar a una ciudadana mexicana por su presencia en Ecuador?
¿Qué jurisdicción y legalidad tiene Colombia para haber pedido la circular roja de Interpol contra Lucía Morett? ¿Por qué esta circular se mantiene vigente mientras Interpol ha rechazado la solicitud ecuatoriana de ficha roja contra Santos, aduciendo motivos políticos en el pedido?
Santos está a punto llegar a la presidencia de su país, mientras Lucía Morett, sin la efectiva protección de nuestro gobierno, sigue bajo la incertidumbre de ser apresada y enfrenta de manera desproporcionada la violencia del Estado colombiano y de todos aquellos a los que éste ha comprado, incluyendo a seudoperiodistas.
(tomado del períodico La Jornada, 17-Junio-2010 Sección Opinión Pág.15)





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada