sábado, 19 de diciembre de 2009

Ante la barbarie imperial - capitalista; Solidaridad, Unidad y Resistencia!!!!




Ante el reimpulso de la injerencia gringa en Nuestra América, no caben tibiezas. Los planes desplegados por el imperialismo gringo-europeo y los gobiernos cipayos y vende-patria de Colombia, Perú y el gobierno golpista de Goriletti en Honduras, se hacen necesarias la Solidaridad Revolucionaria e Internacionalista y la Unidad de los que Luchan.





Desde el P.K.K. saludamos el nacimiento del Movimiento Continental Bolivariano convencidos que deben surgir vertebraciones reales que empiezen a reflejar en terminos concretos la Unidad de los Revolucionarios de Nuestra América, que desplieguen el espíritu bolivariano, el ideario internacionalista y latinoamericanista del Comandante Ernesto "Che" Guevara.

Confiamos, desde el P.K.K., en la capacidad de los Comandantes y compañeros Hugo Chavez y Raúl Castro, en la Revolución Cubana y en la Revolución Bolivariana de Venezuela, en la capacidad de responder y frenara las viles intenciones imperialistas del Alba y de UNASUR.


Comandante Manuel Marulanda, Presente!!! Comandante Alfonso Cano, juramos Vencer y lo haremos!!!!!


Sin embargo, entendemos que se vienen años desicivos en el proceso popular y revolucionario latinoamericano y eso exige la organización de las bases de nuestros Pueblos, la construcción de Poder Popular, la coordinación de nuestras organizaciones como ya se ha comenzado a hacer en el Cono Sur con el Encuentro Cono Sur.

Son esos espacios continentales los que iran forjando la unidad politico-ideológica necesaria para desplegar una política coherente a nivel continental.

Las fuerzas de la reacción se estan re-organizandoi para frenar los procesos populares que se estan dando a lo largo y ancho de Nuestra América.

Sin embargo, ante nuestra Unidad no podrán. Esta vez Venceremos, Carajo!!!



Patria, Socialismo o Muerte!!!

Venceremos!!!


desde algun rincón de Nuestra América, Konafe Sendra



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada