viernes, 28 de mayo de 2010

Colombia - elecciones 2010



Gane quien gane, pierde el Pueblo, pierde la Patria Grande.

Desde la partidocracia y la falsa democracia burguesa no se puede dar respuesta a las necesidades del Pueblo colombiano; necesidades que estan profundamente ligadas a las causas políticas que han dado orígen al conflicto armado colombiano.
Esa clase política, hoy sumisa al imperialismo gringo-europeo, cómplice del narcotráfico y responsables políticos (en su más amplia mayoría) del paramilitarismo, el Terrorismo de Estado, el genocidio y las profundas injusticias sociales que padece el conjunto del Pueblo y del atroz saqueo del Territorio nacional no tiene en sus manos, ni le interesa, la solución necesaria y profunda para que nuestro Pueblo recupere su derecho a existir, a la vida y a la dignidad.
Por otra parte, y dadas las propias dinámicas de las tres últimas décadas, debe quedar claro para la progresia y la izquierda parlamentarista existente en nuestro país que no hay nada que hacer desde armados superestructurales, electorales, partidocráticos y "tradicionales"; las más de las veces de espalda o sin contacto con las bases populares, para enfrentar esta auténtica "dictademocracia" (cómo otra veces irónicamente han llamado los compañeros del PKK al sistema colombiano). No hay nada que construir desde arriba, desde una constitucionalidad fantasmagórica que asesina a los luchadores y luchadoras populares y da luz verde a la injusticia social, a la guerra genocida y a la injerencia; constitucionalidad criminal y anti-Pueblo y sí, más bien, mucho que "bajar", que derrumbar para tejer los sueños y las necesidades de las mayorias en las acuarelas de la realidad cotidiana y el futuro encarnado en la Patria Liberada.
Esta situación, además, nos llama a todos y todas las colombianas, los militantes políticos, sociales, sindicales, estudiantiles, de Pueblos Originarios, de los territorios, campesinos a abandonar los sectarismos, las mezquindades, a abonar la Unidad para abonar la Resistencia, la Lucha; para generar los diálogos y debates necesarios que, aún con los riesgos que se han de correr, nos vayan sacando de esta lógica del terror donde las dinámicas de la muerte son las que mandan.
En las ciudades, en las barriadas, en las universidades, en los territorios y veredas; mientras no podamos avanzar en esa Unidad en la acción, mientras se sigan alimentando falsas expectativas electorales (mas preocupadas en no ofender a los poderosos y al imperialismo gringo antes que ser voz y acción del Pueblo) el número de refugiados crece; las desapariciones, asesinatos, persecuciones y falsos positivos, crece; el desempleo, se agudiza; la salud, la alimentación y la educación cada vez es más inaccesible para las mayorías; el hambre y la indignidad de la precariedad y la miseria acampan triunfantes en el ceno de nuestro Pueblo.
Para hablar de Paz, hay que hablar de RESISTENCIA; para hablar de cambios y Dignidad, hay que hablar de LUCHA. El poder de la dictadura en el ceno del Estado es total, la injerencia del imperialismo, es profunda. Es ilusorios pensarnos que es posible avanzar en mejoras sociales sino se desmilitariza el Estado, sino se expulsa a los gringos y sus cómplices del territorio colombiano. Es al imperio gringo-europeo y a sus socios locales a quienes intereza la Guerra. Guerra que desplaza y roba Territorio, guerra que amenza con incendiar la región nuestramericana para acabar con los procesos populares no sumisos a sus intereses como, por ejemplo, el encarnado en la República Bolivariana de Venezuela, entre otros.
Es criminal no entender la necesidad estratégica del pentágono, la casa blanca y sus aliados locales (auténtica escoria vendepatria y genocida) que en Colombia la situación actual no solo no cambie, sino que se profundice; les es necesario este Estado guerrerista, enemigo del Pueblo, genocida y pretoriano para que sea la plataforma desde donde disciplinar y arremeter a Nuestra América toda. Ejemplos sobran, pero pongamos uno bien recientico, el DAS "trabajando", "cooperando" para el títere de los latifundistas y derecha paraguaya que es el hoy presidente Lugo en el Paraguay en su política de Terrorismo de Estado, de Estado de Sitio en amplas zonas campesinas paraguayas.
Por eso, compañeras y compañeros, no hay nada que esperar de ninguno de los candidatos, no sirven las elecciones ni los armados superestructurales y partidocráticos, no son épocas de tibiezas ni reformismos. Por eso es deber de quienes asuman alguna conciencia, algún compromiso, construir la Unidad.



UNIDAD para la LUCHA. LUCHA por la Justicia Social, la Independencia Económica y la Soberania Política que nuestro Pueblo se merece y necesita.



BOLIVAR CON SU ESPADA
, EL CHE CON SU FUSIL, JURAMOS PATRIA LIBRE!!!
A VENCER O MORIR!!!

Para el Comíte Editorial de P.K.K. (Proletarios Kon Klase), desde algún lugar de Colombia.
Cra. Inés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada